Brújula para internautas libres: El filtro burbuja

El 87,4 % de la población andaluza utiliza internet para estar al día de la actualidad, según el Barómetro Audiovisual de Andalucía 2019, elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). Este dato pone de manifiesto la necesidad de aprender a navegar por la red de manera que recibamos una información completa, evitando las limitaciones de pluralidad y veracidad que impone el filtro burbuja. Se entiende por filtro burbuja al proceso mediante el cual un servidor web muestra al usuario resultados ajustados a sus intereses, tomando información previa como su ubicación, gustos o búsquedas realizadas. Si bien dicha práctica podría suponer notables beneficios para el internauta, también puede acarrear su aislamiento intelectual.

El filtrado no hace sino reforzar las creencias del usuario a base de noticias o informaciones alineadas a su postura ideológica, lo cual le incapacita a la hora de contrastar diversas perspectivas o valorar realmente lo que ocurre a su alrededor. La discusión es amplia, entre quienes creen que esta práctica online es beneficiosa y quienes, por el contrario, la denuncian. Por ello, a fin de estructurar con claridad qué es el filtro burbuja, se desgranan a continuación ventajas e inconvenientes.

Argumentos a favor

  • A gusto del consumidor. El usuario disfruta de una experiencia ajustada a sus gustos, a lo que realmente le apasiona o interesa. Para quienes acceden de manera puntual a la red, puede ser enormemente beneficioso encontrarse directamente con aquello que le atrae.
  • Simplificación. La navegación se hace mucho más intuitiva y accesible para el internauta, lo cual puede agradecerse a la hora de afrontar el inmenso universo online.
  • Instantaneidad. El filtro burbuja tiene la capacidad de aligerar los plazos y procesos de búsqueda, sirviendo en bandeja de plata la información requerida, a la que se llega mucho más rápido y de forma sencilla.
  • Individualización. Antaño, la información y el entretenimiento ofrecían parrillas limitadas y poco flexibles para el usuario. Sin embargo, internet abre la puerta a la construcción de un menú audiovisual absolutamente personalizado.

Argumentos en contra

  • Problemas de privacidad. Para generar el filtrado, la web recurre a nuestras búsquedas anteriores, a nuestra ubicación o, incluso, a nuestros likes en redes sociales. Es, por tanto, evidente que el desarrollo del filtro burbuja pone nuestra intimidad en entredicho.
  • Distorsión de la realidad. Como se apuntó anteriormente, el compendio de informaciones que llegan al usuario debido al filtro burbuja suele estar profundamente sesgado, lo cual impide el debate y genera una realidad ficticia y alejada del mundo original.
  • Herramienta de censura. Aunque parezca una obviedad, el hecho de recibir solo un tipo de informaciones impide que te lleguen otras. Por mucho que se alejen de tus gustos, si la red impide la transmisión de ciertos contenidos, los está censurando.
  • Homogeneización social. Contradictoriamente, las redes sociales, creadas originalmente para conectar gente de muy diversa índole, recurre al filtro burbuja, atentando contra sus propios fundamentos. Nuestro comportamiento en ellas nos une a perfiles similares con facilidad, pero no así con quienes piensan distinto.
  • Espacio para las noticias falsas. El ser humano goza de una peligrosa tendencia a necesitar que le den la razón. Poco hay más gratificante que leer en un artículo exactamente lo que piensas, más allá de la veracidad del mismo. Tomando tal contexto, la práctica del filtro burbuja es ideal para la proliferación de bulos.

La peligrosidad del filtro burbuja se hace así patente. Teniendo en cuenta que internet es para muchos usuarios la base de su información, es notablemente perjudicial que ésta llegue sesgada y notablemente filtrada en base a criterios unipersonales. Por tanto, se ofrecen a continuación varias recomendaciones para erradicar o disminuir los riesgos del filtro burbuja.

Apuesta por la diversidad. El usuario es tan responsable del filtro burbuja como la web. Aceptamos sus aspectos negativos porque deseamos los positivos. Es necesario, consecuentemente, hacer autocrítica y construir, para nosotros mismos, un espacio online mucho más sano y enriquecedor, diversificando nuestras búsquedas. Es tan fácil como dar de vez en cuando likes a noticias opuestas a tu ideología para ampliar el abanico de informaciones que puedas recibir.

Alterna buscadores. Existe cierta tendencia a utilizar un único motor de búsqueda, por diversos motivos. Bien sea porque nos parece estéticamente mejor o porque sea más intuitivo, no solemos abandonarlo. Es aconsejable, en este punto, despojarnos de esa mentalidad e ir cambiando entre los distintos buscadores existentes.

Instala extensiones. Uses el buscador que uses, tienes la posibilidad de potenciarlo y hacerlo más seguro con la aplicación de ciertas extensiones como AdBlock, que trabajan contra la acción del filtrado. Es tan sencillo como instalarlas.

Recurre a verificadores de noticias. Haz que tu información sea lo más amplia posible y no te quedes satisfecho con lo primero que te llegue. Ante la duda, puedes consultar en webs dedicadas a desmentir noticias falsas como: Efe VerificaMaldita.esNewtral o Salud sin Bulos, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s