Brújula para internautas libres

En los últimos años el uso de internet se ha convertido en un elemento fundamental en nuestra vida diaria, ya sea como herramienta de trabajo, aprendizaje, socialización o entretenimiento. En el ámbito de la información cada vez va tomando más fuerza su rol como canal de transmisión de los medios de comunicación, por eso no es de extrañar que la mitad de los andaluces (un 54,7%) consultaran los diarios digitales para obtener información durante el pasado año. Este dato se extrae del Barómetro Audiovisual de Andalucía 2019, un estudio elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), el cual constata que un 38,2% de la población andaluza dice informarse a través de las redes sociales.

Son muchas las ventajas que ofrece internet (inmediatez de la comunicación, ampliación de redes profesionales o sociales, facilidad de acceso a documentos…), pero el acceso a la Red también tiene sus riesgos (noticias falsas, usurpación de identidad, ciberacoso…), y la mayoría de la ciudadanía es consciente de ello. Según el Barómetro 2019 la mayor inquietud que genera el acceso a internet es la vulneración de la privacidad de datos, en concreto, un 44,8% de las personas encuestadas. Otras preocupaciones relacionadas con la Red son: los timos y fraudes (37%), el robo de datos personales y bancarios (30,5%) y, en menor medida, la suplantación de personalidad (12,1%) o los ataques y daños al sistema y equipos (8,6%).

Sin embargo, estos temores no deben motivar nuestra absoluta desconexión del mundo digital, sino impulsarnos a ser internautas precavidos, pudiendo disfrutar plenamente de la experiencia de navegar por la Red con todas las garantías de protección de nuestros derechos fundamentales. Pero, ¿cómo podemos convertirnos en usuarios libres de injerencias propagandistas o comerciales? ¿Cómo podemos evitar ser víctimas de ciberataques? Con motivo del Día Mundial de Internet el CAA, consciente de la importancia de la alfabetización mediática en la sociedad actual, presenta algunas claves para acceder a la Red como internautas libres:

1. Cuaderno de bitácora: Para navegar con pleno conocimiento del entorno digital que nos rodea conviene apuntar algunos de los peligros más frecuentes en internet, los cuales serán desarrollados con mayor profundidad en futuras entradas del Blog del Consejo Audiovisual de Andalucía.

  • Phishing. Es un tipo de estafa informática en la que se recopila información confidencial, mediante la usurpación de otras identidades (personas, empresas, organizaciones, etc.) con el fin de que el usuario facilite al estafador los datos que busca. El método más común es a través de una supuesta comunicación oficial electrónica, ya sea email o por mensajería instantánea, y se solicita al receptor seguir un enlace, descargar un archivo adjunto o que envíe información sensible (contraseñas, datos bancarios…)
  • Noticias falsas o fake newsSon contenidos con forma periodística, pero lejanos a la información veraz, que suelen ser difundidos de forma viral por la Red, convirtiéndose en bulos. Pueden contener fotografías o vídeos manipulados y para ello se puede recurrir a la técnica del deepfake, que consiste en la creación a partir de algoritmos de vídeos falsos aparentemente reales. La inteligencia artificial es capaz de sustituir el rostro de una persona por otro y modificar sus palabras.
  • Filtro burbuja o burbuja de filtros. Es el proceso mediante el cual un servidor web muestra al usuario resultados ajustados a sus intereses, tomando información previa como su ubicación, gustos o búsquedas realizadas. Aunque puede resultar una herramienta útil de selección personalizada también conlleva riesgos porque puede provocar el aislamiento intelectual del usuario. El internauta recibe noticias que reafirman sus creencias y, por tanto, obtiene una perspectiva incompleta de la realidad al no contrastar con contenidos de diferente ideología.
  • Sexting y ciberacoso sexual. Se define como la emisión o recepción de contenido textual o audiovisual de carácter sexual o erótico a través de las nuevas tecnologías, especialmente en redes sociales. Suele ser producida por la persona implicada y, por tanto, contar con su autorización, pero esta práctica implica riesgos, ya que puede derivarse en ciberacoso sexual. Esta es una forma de extorsión cometida a través de la Red, que consiste en chantajear a la víctima con difundir contenidos sexuales o eróticos de sí mismo. En ocasiones, el ciberacoso sexual puede ser consecuencia de un engaño pederasta grooming. Esta es la estrategia usada por adultos para engañar a través de las redes sociales a un menor de edad, ganándose su confianza para después poder abusar sexualmente de este.

2. Catalejo: Para prevenir los riesgos conviene tener una actitud prudente para no dejarse llevar por los impulsos, respetuosa con los datos e imágenes que difundimos y receptiva al aprendizaje en el mundo digital, que está en constante evolución. ¿Dónde podemos formarnos? Os ofrecemos un par de ejemplos:

El Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado ofrece multitud de cursos online gratuitos para mejorar las habilidades digitales y las competencias profesionales. Aunque están enfocados fundamentalmente a los docentes, están abiertos al público general, ya que las disciplinas abordadas pueden ser de utilidad en otros ámbitos, como las iniciativas, actualmente disponibles, “Menores y seguridad en la Red” o “Valores democráticos y convivencia en la Red”, entre otros.

Educar para Proteger es una iniciativa de la Junta de Andalucía que pone a nuestra disposición unas guías dirigidas a madres, padres y educadores con consejos sobre el manejo y los peligros de las herramientas tecnológicas más comunes que emplean los menores, tanto niños y niñas como adolescentes.

3. Mapa: Es normal perderse en las extensas aguas de la Red, pero existen instituciones de la administración pública que pueden guiarnos para conectarnos de forma segura.

Instituto Nacional de Ciberseguridad, más conocido como INCIBE, es una sociedad dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital cuya actividad se basa en “el desarrollo de la ciberseguridad y de la confianza digital de ciudadanos, red académica y de investigación, profesionales, empresas y especialmente para sectores estratégicos”. Dentro de las labores que realiza INCIBE podemos destacar su labor de servicio público a través de la Oficina de Seguridad del Internauta, que proporciona “la información y el soporte necesarios para evitar y resolver los problemas de seguridad que pueden existir al navegar por Internet”. Su objetivo es “reforzar la confianza en el ámbito digital a través de la formación en materia de ciberseguridad”.

Andalucía es digital es “la iniciativa de referencia en la Junta de Andalucía destinada a la promoción del desarrollo de la Sociedad y la Economía Digital en Andalucía. Además, es el punto de encuentro de las iniciativas y proyectos que se impulsan desde la Dirección General de Economía Digital e Innovación (DGEDI)”. En su web “puedes encontrar un acceso ordenado a la cartera de servicios y proyectos que ofrecen para la ciudadanía, emprendedores, empresas y administraciones locales andaluzas”.

4. Bote salvavidas: Ante la duda, llama al 017, una línea telefónica confidencial y gratuita de ayuda en ciberseguridad, disponible los 365 días del año. Y si crees que eres testigo o víctima de un delito informático puedes denunciarlo al Grupo de Delitos Telemáticos, que es una unidad de la Guardia Civil, creada para investigar todos aquellos delitos cometidos a través de internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s