Los límites del humor, o cuando el Código Penal dirime hasta dónde se puede hacer un chiste

Posted on 13 septiembre, 2018

0



La libertad de expresión es uno de los pilares fundamentales de las democracias, y dentro de ella cabe la sátira. En toda sátira, en todo chiste, siempre habrá alguien que se sentirá ofendido o que saldrá mal parado. En nuestro marco jurídico, concretamente, en la Constitución, está amparado como -no puede ser de otra forma- el derecho a la libertad de expresión, y también el derecho a la libertad religiosa. Sin embargo, en nuestro Código Penal se recoge el delito de ofensa a los sentimientos religiosos, y más recientemente, se ha incluído el delito de odio con una redacción algo inconcreta que está dando lugar al procesamiento de personajes públicos -actores, cantantes o humoristas- y anónimos -tuiteros- que publicaron un chiste de mejor o peor gusto, pero que condujo a la indignación de un colectivo determinado que acabó acudiendo a un juzgado.

Este contexto en el que nos encontramos en España desde que hace tres años entrara en vigor la conocida como Ley Mordaza ha inspirado la propuesta para la última edición de nuestro foro de debate Diálogos en el CAA que celebramos ayer, centrado en los límites del humor en los medios.

Para ello, invitamos al magistrado Joaquim Bosch y a dos de los editores de la Revista Mongolia, Edu Galán y Darío Adanti, que expusieron las contradicciones que evidencia este marco legal en el que actualmente nos encontramos, y la tensión entre los bienes jurídicos a proteger en nuestro sistema legal: el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la libertad religiosa y “el derecho a que no me ofendan”, como lo definió el magistrado.

Esta tesitura está ya provocando un cambio sociológico, alarmó Bosch, consistente en que se está fomentando y extendiendo el derecho a sentirse ofendido. Por eso, entre otras muchas cuestiones, reclamó que se derogue el delito de ofensa a los sentimientos religiosos, más propio de estados autoritarios que de democracias avanzadas.

Os dejamos el audio íntegro de esta conferencia y del posterior debate que mantuvieron los ponentes con el público que acudió a este Diálogos en el CAA, donde la presidenta del Consejo, Emelina Fernández Soriano recordó en su presentación que el sentido del humor está ligado, entre otras cosas, a la inteligencia y a la creatividad. “Y no sé si vamos por buen camino cuando la libertad creativa y el sentido del humor se cercena desde el ámbito penal”.

Puedes escuchar la conferencia y el debate aquí:

 

Be the first to start a conversation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: